Ud está aquí:
  1. Museo Casa de Cervantes
  2. El Museo
  3. Historia
  4. El Museo nace

El Museo nace

En 1912 el Ayuntamiento cedió el uso del espacio delantero a la casa, impidiendo la construcción de cualquier edificio en esa parcela para que esta pudiera ser contemplada libremente desde la calle de Miguel Íscar. Entre finales del mismo año y principios del siguiente, se hicieron arreglos en la casa sufragados por los nuevos propietarios y el propio marqués continuó las obras hasta 1916, fecha en que se hizo cargo el Estado.

En 1912, por iniciativa del marqués de la Vega-Inclán, el rey Alfonso XIII compró la casa que fue vivienda del escritor y Mr. Archer Huntington Presidente y fundador de The Hispanic Society of America, compró las dos casas colindantes con la intención de crear en ellas una biblioteca y un museo.

El 23 de abril de 1916 se abrió al público la Biblioteca Popular y Cervantina con un depósito de libros de la Biblioteca Nacional y de la colección personal del propio marqués. Se convirtió en la segunda biblioteca más importante del país tras la Biblioteca Nacional.

En 1948, tras el legado al Estado de las Fundaciones y donaciones del marqués de la Vega Inclán, se inauguró el museo dedicado al ilustre escritor.

El Patronato de las Fundaciones Vega Inclán adoptó el acuerdo de continuar la labor iniciada por el propio marqués y encomendó a Javier Sánchez Cantón, Subdirector del Museo del Prado, y a Constantino Candeira, arquitecto y Subdirector del Museo Nacional de Escultura, la elaboración del proyecto de un museo en la vivienda cervantina.

Para la recreación de la vivienda vallisoletana recurrieron a la consulta de documentos, como las cartas de dote y testamentos, en los que se podía rastrear los muebles, objetos y utensilios que poseyó la familia. No obstante, la interpretación que se obtuvo excede a la holgura y relativo bienestar que disfrutó el escritor durante su estancia vallisoletana. La nueva instalación se inauguró el 23 de abril de 1948.

En 1955, se estableció la celebración de “Las mañanas de la biblioteca” con el fin de difundir y fomentar el cultivo y la lectura de poesía, que continuaron organizándose los domingos.

En 1962 se nombró a Miguel de Cervantes “Vecino de Honor” de Valladolid. Al año siguiente el Ayuntamiento estableció la costumbre de acudir anualmente en pleno a la Casa de Cervantes para asistir cada 23 de abril a un acto cultural en memoria del ilustre escritor.

En 2005 con motivo del IV centenario de la publicación de la primera parte del Quijote, el museo renovó la museografía en base a los documentos familiares de Cervantes (cartas de dote y testamentos), a la literatura, la pintura y los estudios históricos de la época para procurar la mayor verosimilitud en la presentación.Salto de línea

Subir