Silla de brazos

silla de brazos
silla de brazos

El asiento ha sufrido dos procesos de restauración. El primero en 2014 cuando requirió de una intervención urgente por una fractura de la chambrana lateral derecha del asiento. La causa de la fractura fue la falta de fuerza estructural de la madera de la chambrana por un antiguo ataque de carcoma inactivo y el factor antrópico: un uso indebido de la silla que ya no cumplía su función de asiento y había pasado a tener sólo un uso museístico.

En 2019, la silla se encontraba en buen estado de conservación, pero presentaba pérdida de clavos o tachuelas, destensado del asiento de cuero y rasgado de la tela de refuerzo de la parte posterior del asiento.

Donde existía pérdida de tachuelas originales, se colocaron unas nuevas, de dimensiones parecidas a las existentes, patinadas mediante pigmentos al barniz, y protegida después esta pátina mediante una capa de gomalaca. La colocación de estas tachuelas fue mediante clavado con martillo, eliminando otras tachuelas sin cabeza colocadas como refuerzo.

Subir