Columna derecha

Traje de pastora

Atienza (Guadalajara), ca. 1880

Este traje de trabajo está formado básicamente por jubón, saya y mandil, como la mayoría de los tradicionales femeninos. El jubón, de paño de sarga de lana merina color morado, tan del gusto del mundo rural, es corto a cintura y ajustado, con vivos de aplicación de trencilla de lana negra. Sobre él lleva un pañuelo de hombros, en crespón de lana gris verdoso, con los bordes desflecados, y muy sobrio. La saya, de paño tafetán de lana merina roja, decorada con una estrecha lorza, -un doblez horizontal que recoge el ancho de la saya y que era un recurso habitual en el mundo tradicional para alargar o acortar una prenda-, que va decorada en el bajo con vivo de trencilla de lana negra. Debajo de esta, lleva el refajo interior de paño amarillo con refuerzo interior, o rodapié, de ancha banda de tafetán de algodón[RJP1] , que lo protege contra el roce.

Cabe destacar que en estas prendas encontramos un marcado deterioro por uso, debido a que son atuendos propios del trabajo diario de pastora, y que se aprecia en la saya en su generalizado desgaste, en el refuerzo interior y en el remiendo cuadrado con tejido diferente de tafetán de lana roja que tapa unos zurcidos antiguos; también en la pequeña restauración con tejido tafetán de lana marrón en el refajo interior.

Inventario: MT004399 - MT004004

Subir