Columna derecha

Volver

Zapatos

Rococó, ca. 1730

En el Rococó, el papel social de la mujer alcanzó mayor importancia que en tiempos anteriores, lo que se tradujo en que sus ropas se hicieron tan lujosas y adornadas como las de los hombres (cosa que no había sucedido hasta entonces). Al cabo de unos años, fueron ellas las que tuvieron la exclusiva de adornos y colores frente a los vestidos masculinos, que tendieron cada vez más a la sobriedad.

Los zapatos femeninos de este periodo, entre 1730 y 1760, se caracterizan por su elevado tacón curvado, situado en la combadura del pie para dar mayor estabilidad. El tacón de este modelo es el llamado tacón Luis XV que no alcanza los diez centímetros y presenta forma de reloj de arena al ser ancho en los estremos y estrecharse en la parte central.

Están realizados en damasco de seda verde y salmón con decoración floral. Los zapatos en estos años están realizados en general con ricas telas de seda o lino pero también se hacen con finas pieles. La pala es alta y la punta estrecha y muy pronunciada. Se cierra todo el empeine con lengüeta en forma de lóbulo y aletas muy pequeñas cosidas una sobre otra.

Inventario:MT000856

Subir