Back

Patio de la Casa del Greco

Pulse para ampliar Patio de la Casa del Greco (1912[ca])
  • DE00046
  • 1912 [ca]
  • Óleo sobre lienzo

Hacia 1899, Manuel Bartolomé Cossío, profesor de la Institución Libre de Enseñanza, había reunido al llamado "Grupo de Toledo", con Aureliano de Beruete a la cabeza; un pequeño ejército de rastreadores artísticos dedicados a la búsqueda de los Grecos dispersos por España y en ciudades europeas como Londres o París, con el fin de editar la obra del maestro cretense a través de la monografía más ambiciosa realizada hasta la fecha.

En el verano de 1900, don Benigno de la Vega-Inclán se sumó a esta encomiable labor, como resultado de la influencia que Cossío ejerció sobre el marqués, reorientando su actividad profesional desde el comercio hacia el mecenazgo, y contagiándole el entusiasmo por el arte, no como negocio, sino como vida entregada. Este entusiasmo por El Greco del cual se contagió el marqués terminó por cristalizar en la fundación de la entonces Casa Museo del Greco, de cuyo primer Patronato fue miembro Beruete, junto con otros colegas como el propio Cossío o Joaquín Sorolla.

Así, como reflejo del intenso trabajo que Beruete realizó en estos años por esta institución queda esta pintura en que aparece una vista del patio del museo, concretamente uno de los laterales con dos accesos, uno a la cocina, a la derecha, y otro a la izquierda con las escaleras de subida al segundo piso. En medio aparece una vasija de barro de cuerpo globular sobre un trípode que sirve de macetero a una planta, y, sobre la pared, un característico zócalo de azulejos.

Subir