Ud está aquí:
  1. El Museo del Greco
  2. Actividades
  3. Exposiciones temporales
  4. 2023
  5. Orrente reunido. El retablo de la Concepción

Orrente reunido. El retablo de la Concepción

Del 27 de noviembre de 2023 al 31 de marzo de 2024

Exposición temporal

Orrente reunido. El retablo de la Concepción

Exposición temporal

27 de noviembre de 2023 - 31 de marzo de 2024

La exposición que organiza el Museo del Greco, Orrente reunido. El retablo de la Concepción, presenta juntas de nuevo dos obras que formaron parte del desaparecido retablo del altar mayor de la Iglesia de la Purísima Concepción de Murcia, encargado por la Orden Franciscana el 17 de octubre de 1622. El retablo estaba compuesto por un banco o predela sobre el que se elevaban cinco calles, divididas en dos cuerpos con un ático. Este modelo fue muy común durante el Barroco, en el siglo XVII.

En el retablo se situarían ocho lienzos con escenas relativas a la vida de la Virgen, de los que Orrente parece realizar solo cuatro: La Anunciación, La Adoración de los pastores, La Adoración de los Reyes Magos y La Asunción de la Virgen. En 1639 el retablo seguía inconcluso, por lo que se encarga al pintor Lorenzo Suárez su finalización. Este añade los cuatro lienzos restantes con las escenas de La huida a Egipto, Jesús entre los doctores, La Purificación y La Circuncisión y un último lienzo que podría representar la Coronación de la Virgen, o bien, Pentecostés. Además, añade a los cuatro evangelistas para el banco.

A partir de 1644 existen una serie de pleitos entre Suárez y el convento, a razón de los pagos que se le debían por terminar el retablo. La situación llegó a tal punto que incluso fue acusado de “estropear” las obras de Orrente. Esto no debió ser así, pues este se posicionó a favor de su compañero. Precisamente, su apoyo es la última noticia documental que tenemos de Pedro Orrente.

En el siglo XVIII se sustituyó este retablo por otro con una imagen de una Inmaculada de Francisco Salzillo, que a su vez fue destruido en 1931. Los lienzos originales pasaron a la propiedad de la familia Fontes, entonces patronos de la capilla. Con el paso del tiempo acabaron dispersos y la mayoría de ellos incluso perdidos.

En 1929 los herederos de la familia, los Fontes Fuster, vendieron La Adoración de los pastores al Museo de Bellas Artes de Murcia, donde se conserva actualmente. Por otro lado, el lienzo de La Anunciación acabó en la rama madrileña de la familia, pasando después por diversas manos privadas hasta recaer hoy en la Colección Cuenca Santo.

Línea horizontal

Pedro Orrente, maestro del Barroco

Pedro Orrente y Jumilla nació en Murcia en 1580. Su formación se produciría en Venecia en torno al 1600 en el taller de los Bassano, de quienes tomará modelos y personajes. Según el pintor y tratadista coetáneo Jusepe Martínez “fue vario en mudar tierras”, pues en pocos años pasa por Venecia, Murcia, Cuenca, Toledo, Madrid y Valencia.

Residió en Toledo de 1626 a 1631, donde se convierte en uno de los grandes artistas del Barroco. Junto con los pintores coetáneos Luis Tristán y Juan Sánchez Cotán protagonizó la escuela de pintura toledana del siglo XVII, en la que seguía latente la personal influencia del Greco. En la ciudad dejará numerosas obras en la Catedral, conventos, capillas y ermitas.

Se acabará instalando en Valencia, donde fallece el 19 de enero de 1645. Su estilo unió lo anecdótico y abigarrado de los Bassano con un tratamiento naturalista en los personajes y animales. Por ello recibió los sobrenombres del "Bassano español” y “el pintor de animales”.

Creó obras de devoción, grandes retablos y pequeñas escenas del Antiguo Testamento tratadas como escenas de género. Martínez resume así su trayectoria: “fue hombre de mucha estimación; tratóse con toda grandeza y ganó muchos ducados”, sin duda gracias a las complejas composiciones de rico colorido y gran belleza que nos legó.

Subir