Ud está aquí:
  1. Hasiera
  2. Gertaerak
  3. 2024
  4. 03
  5. Comisión de Cultura Senado

El ministro de Cultura apuesta en el Senado por la cultura como un eje de vertebración territorial y de cohesión social

21/03/2024

  • En su comparecencia en la Comisión de Cultura, Ernest Urtasun ha detallado medidas, planes, ayudas y líneas de trabajo “que son, sobre todo, fruto de la colaboración con las comunidades autónomas”
  • “Para que sea la cultura ese motor limpio que estimula el crecimiento de nuestras comunidades, debemos favorecer el desarrollo cultural en todo nuestro territorio de igual manera”, ha defendido
  • El ministro ha destacado acciones como la garantía y protección de los derechos culturales en España, el Plan de Impulso Territorial a los Equipamientos Culturales, la cooperación para la gestión sostenible del patrimonio o las líneas de ayudas para ampliar y diversificar la oferta cultural en áreas no urbanas
  • También ha destacado las medidas para “proteger y promover la diversidad lingüística, ya sea en el mundo audiovisual, en el mundo editorial o en los diferentes espacios de creación, producción y exhibición cultural”
El ministro de Cultura, Ernest Urtasun, comparece en el Senado Pulse para ampliar

El ministro de Cultura, Ernest Urtasun, ha comparecido hoy en el Senado, a petición propia, para explicar las líneas generales de su departamento ante la Comisión de Cultura. Dado el carácter territorial de la Cámara Alta, Urtasun ha ahondado en los ejes de vertebración y cohesión que implican las políticas culturales. “La cultura es capaz de integrar, de hacernos más iguales dentro de nuestra diversidad, de fortalecer nuestros vínculos, de impulsar la sostenibilidad medioambiental y de proveernos de mayores capacidades y oportunidades de desarrollo económico y humano”, ha defendido.

Por ello, el ministro ha detallado medidas, planes, ayudas y líneas de trabajo que contribuyen a la vertebración territorial y “que son, sobre todo, fruto de la colaboración con las diferentes comunidades autónomas”. En ese sentido, ha hecho referencia a los encuentros que ya ha mantenido con varios de los consejeros y consejeras de Cultura, marcando algunos de los acuerdos alcanzados en la Conferencia Sectorial recientemente celebrada en Avilés.

Protección de los derechos culturalesSalto de línea En primer lugar, Urtasun ha destacado la creación de la nueva Dirección General de Derechos Culturales. “Queremos hacer de los derechos culturales un nuevo marco desde el que diseñar las políticas públicas. Me refiero a garantizar, en su plenitud, todos esos derechos y hacerlo en cualquier rincón de nuestro país, con independencia de la latitud y el código postal. Con independencia de los gobiernos y de los colores de cada comunidad autónoma”, ha explicado.

Dicha dirección general trazará un Plan de Derechos Culturales, que Urtasun entiende como “una hoja de ruta para la garantía y protección de los derechos culturales en España”. Tendrá diversos ejes, entre ellos, la libertad de expresión, adoptando una postura firme contra cualquier forma de censura y también atendiendo a la promoción de condiciones dignas para el trabajo cultural; la igualdad, asegurando que todos los ciudadanos, independientemente de su origen o condición, tengan acceso equitativo a los recursos y oportunidades culturales; la interconexión entre educación y cultura, para fortalecer la presencia de esta en el sistema educativo; o la vertebración territorial, con la redistribución de recursos culturales para garantizar que todas las regiones, ya sean urbanas o rurales, dispongan de las infraestructuras y apoyos necesarios.

En la comparecencia, también ha resaltado el Plan de Impulso Territorial a los Equipamientos Culturales (PITEC) que ya anunció en la Conferencia Sectorial de Cultura y que “pone en práctica una verdadera cohesión cultural, garantizando que el derecho de acceso a la cultura -el que atañe a bibliotecas, museos, archivos y diversos centros emisores y receptores de cultura-, es una realidad en toda la extensión de nuestro país. El objetivo del plan es identificar y reforzar aquellos equipamientos culturales que sean estratégicos, nacional o internacionalmente, sea cual sea la propiedad del equipamiento.

Ayudas para la cohesión territorialSalto de línea También ha mencionado otras acciones del Ministerio de Cultura para favorecer la cohesión territorial como la continuidad de las ‘Ayudas para ampliar y diversificar la oferta cultural en áreas no urbanas’, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), agrupadas en el proyecto ‘Ecosistema Cultura Territorio’; las ‘Ayudas para la Creación Literaria’, a través de la Dirección General del Libro, del Cómic y de la Lectura, destinadas a apoyar la creación en cualquiera de las lenguas oficiales de España y en aquellas que tengan reconocimiento jurídico en los estatutos de autonomía; y la celebración de los foros anuales Cultura y Ruralidades, que celebrará su séptima edición en junio en Tortosa (Tarragona), y Cultura y Ciudadanía, cuya décima edición tendrá lugar en septiembre en Santiago de Compostela.

En cuanto a las líneas de ayuda con especial incidencia en la cohesión territorial, o que impulsan acciones de sostenibilidad y transición ecológica, ha puesto el foco en los trabajos del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) para impulsar la Comisión Interterritorial del Cine y el Audiovisual (C.O.M.I.C.A), que cuenta con un grupo de trabajo para plantear y coordinar actuaciones conjuntas en el ámbito de la sostenibilidad en los rodajes; así como, en el marco de la Estrategia Española de Economía Circular, España Circular 2030, el destino de fondos del PRTR a impulsar los festivales de cine españoles en su doble transición verde y digital. A ello ha añadido la celebración del Día del Cine Español, y la colaboración del ICAA con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la coordinación de un programa de cine y espacio rural, que se extenderá a 2025.

En el ámbito del libro y la lectura, el ministro ha asegurado que la vertebración territorial es uno de los pilares de acción de la Dirección General del Libro, el Cómic y la Lectura. El Consejo de Cooperación Bibliotecaria, el servicio bibliotecario en línea eBiblio, las ayudas específicas para la promoción de la lectura en el ámbito rural, destinadas a poblaciones de menos de 5.000 habitantes, o el programa de animación lectora María Moliner, que en 2024 celebra su vigésimo cuarta convocatoria con una dotación anual de un millón de euros, son algunos de los ejemplos que ha referido.

Diálogo y cooperación en la gestión del patrimonioSalto de línea Respecto a la Dirección General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes, ha puesto de relieve en el apartado de acciones de sostenibilidad y transición ecológica el ‘Libro verde para la gestión sostenible del patrimonio cultural’. También, el ‘Protocolo español para la implantación de energías renovables en bienes del patrimonio cultural’ creado en colaboración con las comunidades autónomas, que incorpora las observaciones del Ministerio para la Transición Ecológica y busca establecer pautas que hagan del patrimonio cultural un recurso clave para la transición energética justa.

El tercer apartado de la intervención lo ha dedicado al cuidado y la inversión patrimonial, que realiza el Ministerio de Cultura a través de la Dirección General de Patrimonio Cultura y Bellas Artes, de la que depende el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), y a través de la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos de Cultura, partiendo de la idea de que se trata de “bienes que son dinamizadores de su entorno y pilares del desarrollo sostenible de los entornos urbanos o naturales en los que se sitúan”.

En este sentido, Urtasun ha señalado que “el Ministerio de Cultura, más allá de limitarse a gestionar el patrimonio que tiene asignado a través de sus competencias propias, ha puesto en marcha herramientas a través de las cuales favorecer esta gestión transversal”. Entre ellas, ha situado al Consejo de Patrimonio Histórico, los Planes Nacionales de Patrimonio Cultural, las ayudas destinadas a proyectos de salvaguarda del patrimonio cultural inmaterial o las destinadas a la conservación, protección y difusión de bienes declarados Patrimonio de la Humanidad, o las inversiones directas.

Asimismo, ha señalado ejemplos de diálogo y cooperación con los territorios en la gestión del patrimonio, como el centro asociado al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía-Archivo Lafuente en Santander, impulsado mediante un consorcio formado por las tres administraciones; el apoyo a la recuperación del Pozu de Santa Bárbara, en Mieres (Asturias), en el marco del Plan Nacional de Patrimonio Industrial; la Biblioteca Pública del Estado en Córdoba, Biblioteca Grupo Cántico, de titularidad estatal y gestión autonómica, con un coste total final de 20 millones de euros; el futuro Centro Nacional de Fotografía en Soria, “que aspira también a descentralizar la oferta cultura de los grandes núcleos urbanos”; o Tabacalera en Madrid, proyecto de Estado para la creación y producción artística contemporánea.

Protección de la diversidad lingüísticaSalto de línea Por último, el ministro de Cultura ha puesto el acento en las medidas para la protección y garantía de uso de nuestras lenguas que viene desarrollando desde el Ministerio de Cultura. “Estamos haciendo un esfuerzo, y persistiremos en él, por proteger y promover la diversidad lingüística, ya sea en el mundo audiovisual, en el mundo editorial o en los diferentes espacios de creación, producción y exhibición cultural. Eso implica también divulgar la obra y el conocimiento de autoras y autores que se expresan en gallego, en catalán, en euskera, aragonés o asturiano, diversidad que ya se viene plasmando, edición tras edición, en nuestros Premios Nacionales”, ha expresado Urtasun, que ha ilustrado sus palabras con un poema de Vicent Andrés Estellés, para cuyo centenario presentó ayer en Valencia la programación impulsada por el Ministerio, coincidiendo hoy con el Día de la Poesía.

Para ello, ha propuesto construir grupos de trabajo con las comunidades autónomas para fomentar la creación cultural en las distintas lenguas de España. En este sentido, ha subrayado las acciones de internacionalización en citas como la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México), de la que España es este año País Invitado de Honor, al igual que en la FILBO de Bogotá en 2025. Además, ha señalado las ayudas a entidades como el Institut Ramon Llull para la promoción del catalán en el exterior; al Etxepare Euskal Institua, para impulsar la presencia y visibilidad del euskera y la creación vasca contemporánea a nivel internacional; al Instituto da Lingua Galega; y a Obra Cultural Balear; así como el diálogo con academias como la Academia de la Llingua Asturiana.

En este sentido, también ha mencionado la creación de un Grupo de Trabajo de Lenguas, en el seno de la Dirección General del Libro, del Cómic y de la Lectura; el programa en librerías ‘Afinidades electivas’; las ayudas puestas en marcha desde 2021 para la traducción de libros entre lenguas de España; el fondo promovido desde el ICAA para fomentar la producción, distribución, exhibición y promoción del audiovisual en lenguas oficiales de la comunidades autónomas; o el Grupo de Trabajo de Multilingüismo creado en el marco del Plan de Mejora de los Archivos Estatales 2020-2023.

Para finalizar su intervención ante la Comisión de Cultura del Senado, el ministro ha informado de la elección de España como país anfitrión de Mondiacult, la Conferencia Mundial sobre Políticas Culturales y Desarrollo Sostenible de la UNESCO, que se celebrará en Barcelona en el segundo semestre de 2025. Y ha adelantado que “en el debate figurarán, de modo destacado, la ampliación de los derechos culturales, pero también el desafío de la inteligencia artificial en el ámbito cultural o la importancia de la 'Cultura de la Paz'”.

Subir