Grabar, dibujar, pintar

Grabar @MNCIA. Fotografía: Pedro Saura

Grabar

Con la incisión de un buril grababan la roca. Aprovechaban los abultamientos naturales y conseguían volumen. Las figuras eran sacadas del interior del soporte, rebajándolo, compartiendo espacio con las pinturas de forma individual o formando parte de ellas. Las manos humanas, sus dedos, se deslizaban por la arcilla realizando trazos digitales.

Dibujar@MNCIA. Fotografía: Pedro Saura

Dibujar

Delineaban en la superficie con un carbón, perfilando las figuras y sombreándolas en dibujos de trazos sencillos y precisos, a veces sobre el grabado previo, a veces directamente. El dibujo daba forma a los contornos, en rojo o en negro, se marcaba la silueta o se punteaba.Salto de línea

Pintar @MNCIA. Fotografía: Pedro Saura

Pintar

Aplicaban el color directamente con las manos o soplando a través de un hueso hueco de ave. La extensión del colorante reafirmaba las técnicas anteriores y remarcaba los volúmenes. Su bicromía, el rojo y el negro, unida al color del soporte, producía matices diversos que conferían vida a las figuras.

Subir